• Background Image

    Crear un negocio viral

Crear un negocio viral

¿Te gustaría crear una empresa, un negocio y que todo el mundo hablase de ella?.
Piensas que ojalá tuvieses la capacidad de crear un modelo de negocio que triunfase en el mercado y te preguntas si ¿existen “ingredientes” para poder hacerlo?.

Si quieres descubrir algunos de estos ingredientes, quédate a escuchar el podcast de hoy, te interesa…

A cualquiera de nosotros nos llama la atención y nos gustaría dar con las teclas que han tocado esos productos que de la noche al día se han hecho tan populares que han aparecido por todas partes.

¿Por qué?. ¿Qué les hace triunfar?. Algunos parece que se comportan como un virus infectando a todo aquel con el que entran en contacto. ¿Donde está el secreto si existe?.

Evidentemente uno de los motivos por los que algunos productos o servicios logran popularidad y prestigio es simple y llanamente porque son mejores que su competencia…. Claramente superiores y los consumidores lo sabemos. Y como lo sabemos, lo refrendamos con nuestro devoto seguimiento.

Otro motivo claro de triunfo para un producto en el mercado actual es dotarlo de un precio muy atractivo, cuando el precio es muy llamativo, las ventas se disparan de manera alocada, ya que a aquellos consumidores que optan por ese producto para beneficiarse del buen precio, están también aquellos que lo comprarán simplemente por no perderse la ocasión de hacerse con una ganga, de aprovecharse de la oferta, de no quedarse sin su porción de “exito” como consumidor por haber conseguido una buena compra.

Evidentemente la publicidad también ayuda a aupar al podio a aquellos que van teniendo éxito y notoriedad, es evidente que cuanto más contacto tenemos con algo, más familiar y confiable se nos antoja y la confiabilidad es el factor principal para lograr vender un producto o servicio.

Sin embargo, aunque una calidad superior, un precio atractivo y una buena y omnipresente publicidad, ayudan a que los productos y las ideas triunfen, no explican el 100% de las historias de éxito….

Un factor muy, muy, muy poderoso es la influencia social. La influencia social tiene un peso enorme a la hora de hacer que los productos, ideas y conductas triunfen en el mercado.

El boca a boca de un cliente de un restaurante logra que la facturación del establecimiento crezca en más de 100 €, una valoración de cinco estrellas en Amazon hace que un libro se venda veinte veces más que uno con una valoración inferior a tres estrellas.

Parece claro que es entonces el lograr que se hable de nuestro producto o servicio, que la gente comparta de forma voluntaria los beneficios de aquello que nosotros ofrecemos, es el factor que más puede influir en el éxito de nuestras ventas.

Así que conozcamos cuales son los ingredientes necesarios para que cualquiera de nosotros sienta el impulso de compartir algo con nuestro entorno. ¿Interesante verdad?.

¿Por qué los chismes o las “informaciones conflictivas y los secretos” se extienden a la velocidad de la luz?. La razón es la “imagen social”, las personas compartimos aquello que nos hacen tener mejor imagen ante los demás. Para demostrar, entre otras cosas, lo enterados que estamos, o los contactos que tenemos, o el estatus de confianza, o el privilegio del que disfrutamos y que compartimos con nuestro entorno.

Este deseo de compartir nuestros conocimiento, experiencias y opiniones es sin duda una de las razones por las cuales las redes sociales son hoy en día lo que son….

El boca a boca es una herramienta tan poderosa para causar buena impresión como un bolso de marca o un coche nuevo. Para que el río de conversaciones continúe y las personas tengan de qué hablar, tengan informaciones que usar para desarrollar su imagen social al compartirlas, las empresas y las instituciones tienen que generar esos manantiales de informaciones.

Hay tres formas que podemos emplear para hacer brotar esos manantiales esperando que se conviertan en arroyos de opinión social.

La primera forma es: La excepcionalidad interna.

Algo que sea novedoso, sorprendente, extremo o simplemente interesante, pero sobretodo que haga que aquellos que lo transmiten se impregnen del aurea de la excepcionalidad al parecer ellos excepcionales por contarlo.

Una de las claves es provocar la ruptura de los patrones y esquemas mentales establecidos, ofreciendo en nuestra empresa algo que los clientes tienen interiorizado de una forma totalmente diferente, para romper con los esquemas… por ejemplo en un cine, en lugar de ofrecer una película de suspense, se puede presentar un documental grabado por estudiantes y con el misterio de que no se sabe si realmente les sucedió algo o era simplemente una ficción cinematografica.

¿Te suena el ejemplo, verdad?

La singularidad, la ruptura con lo establecido y esa dosis de revuelo, hizo que la película La Bruja de Blair se covirtiese en 1999 en un éxito de taquilla con más de 240 millones de dólares de recaudación cuando había sido rodada con un presupuesto de menos de 50.000.

La segunda forma es: Aprovechar la mecánica de los juegos.

Las mecánicas de los juegos son los elementos de un juego que lo hacen divertido y absorvente.

Proporcionarle a las personas reconocimiento a través del “nivel alcanzado” en su participación como cliente, o recompensas en los programas de fidelidad por ejemplo, y lograr un viaje gratis al acumular millas de una compañía aérea… a la gente le encanta hablar de estos logros cuando los alcanzan.

Si quieres profundizar un poco sobre cómo aprovechar las mecánicas de los juegos, entra en mi web, déjame tu correo y te regalaré mi libro publicado en 2013, Contra las grandes empresas “Gamification”, un pequeño libro fácil y asequible donde explico mi visión de cómo estas mecánicas pueden ayudar a las empresas a mejorar en tres ámbitos del marketing, que son, la mejora de su propuesta de valor, la mejora en la relación con los clientes y la comunicación de su organización.

La tercera forma es: Hacer que las personas se sientan privilegiadas.

Si algo es escaso y difícil de conseguir o si un artículo está agotado, la gente suele deducir que le gusta a mucha otra gente, por lo que debe de ser bastante bueno.

Es el éxito de las web de compra privada o clubs de compras, con ofertas efímeras y las cuales solo puedes ver si eres miembro del club, algunas veces requiriendo invitación de otro miembro, que además, para invitarte, tendrá que consumir uno de sus derechos de invitación al mandártelo a ti…

¿A quien no le hace sentirse bien regalarle a un amigo un derecho así?.

Aquí tienes tres elementos que puedes intentar adaptar y desarrollar en tu idea de negocio para lograr que se genere el brote de una planta que proporcione a tus seguidores o consumidores la capacidad de influir socialmente en su entorno al proporcionarles algo excepcional que los haga aparecer excepcionales a ellos mismos antes sus amigos, al proporcionarles la evidencia de que han alcanzado un logro por las recompensas que hayas diseñado para las mecánicas de juego de tu empresa ó para que se sientan privilegiados y puedan extender ese privilegio entre su entorno…

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
0 Comentarios

Deja un comentario

Deja un comentario